Cómo saber si necesito plantillas ortopédicas

Comparte este Artículo

Alguna vez te has preguntado ¿Cómo saber si necesita plantillas ortopédicas? Desde lasmed.net, trataremos de darte algunos tips para que encuentres la respuesta.

Permítenos comentarte, que no todas las personas tienen pies perfectos y muchas veces eso le produce algún tipo de dolencia, tropiezos constantes o torsión del tobillo. Si ese es tu caso, sigue leyendo, porque de seguro puedes resolverlas con el uso de plantillas ortopédicas.

Las plantillas ortopédicas pueden corregir la marcha, proporcionar apoyo al arco del pie y distribuir uniformemente la presión en el pie. De este modo, pueden ayudarte a prevenir y aliviar el dolor, la hinchazón, los callos y las durezas. También permiten corregir la postura e incluso ayudan a controlar el dolor de espalda.

Cómo saber si necesito plantillas ortopédicas

A continuación, describimos siete de las señales más comunes que te permitirán saber si necesitas plantillas ortopédicas:

1- Dolor de pies o hinchazón

Si tienes dolor o hinchazón en los pies durante o después de realizar actividades como estar de pie o caminar, es el momento de acudir a un especialista. No tienes por qué vivir con un dolor de pies innecesario. Las plantillas ortopédicas podrían resolver el problema.

2- Dolor agudo en el talón

El dolor agudo en el talón, especialmente cuando se experimenta a primera hora de la mañana, puede ser un signo de una dolencia común de los pies que se debe a la inflamación de la fascia plantar.

La fascia es más susceptible de inflamarse si tienes sobrepeso, el tendón de Aquiles tenso, arcos altos o pies planos, o si pasas mucho tiempo de pie o con tacones altos. Las plantillas ortopédicas pueden ayudarte a aliviar los síntomas, proporcionando un soporte para el arco o la amortiguación del talón.

3- Pie plano o arco alto

Si tienes el pie plano, puedes experimentar dolor de pies o sobrepronación. Las plantillas ortopédicas pueden ayudarte a aliviar la presión sobre el arco y reducir el balanceo.

También, puedes necesitar plantillas ortopédicas en el caso de arcos altos, que pueden provocar problemas en los dedos, callos, durezas, dolor de pies e inestabilidad en los tobillos.

4- Problemas de equilibrio o caídas

Los pies planos pueden provocar problemas de equilibrio y caídas. Las plantillas ortopédicas pueden ser útiles para proporcionar estabilidad, reducir las molestias y las caídas.

5- Tus zapatos se desgastan de forma desigual

Otra de las señales más claras de cómo saber si necesito plantillas ortopédicas, puede revelarse con un vistazo al calzado.

Una suela más desgastada que otra, o de un lado más que del otro, es un signo de que la longitud de las piernas es diferente o el posicionamiento de los pies es inadecuado. Y, deben ser abordados, con plantillas ortopédicas.

6- Lesión en extremidades inferiores

Las lesiones recientes en las piernas pueden afectar tu forma de caminar. Es importante asegurarse de que tus pies están bien apoyados, bien alineados y te mueves con normalidad. Las plantillas ortopédicas pueden ayudarte en este sentido.

7- Tienes complicaciones por pie diabético

Como ayudan a distribuir uniformemente la presión, las plantillas ortopédicas se prescriben a menudo para el tratamiento de las complicaciones del pie diabético.

Ahora que conoces los signos más comunes de que necesitas plantillas ortopédicas, es el momento de tomar las riendas de la salud de tus pies para prevenir el dolor y la disfunción de las articulaciones. Estamos en santo Domingo para ayudarte. En Lasmed Health Center, estamos para ayudarte, somos un centro especializado en patologías musculoesqueléticas.

¿Quieres recibir nuestras publicaciones en tu Email?

Únete a nuestra lista de suscriptores

Some Slogan here

Conoce nuestras Consultas y Terapias Especializadas

Nuestras terapias son efectivas en un gran número de enfermedades o padecimientos, acá enumeramos algunas

Sirve para corregir la situación inicial del conflicto que generó el malestar. Apunta a resolver la causa, favoreciendo a los nuevos hábitos posturales que favorezcan el bienestar del paciente.

Es uno de los tratamientos más empleados en Fisioterapia. Esta terapia consiste en aplicar corrientes eléctricas para el tratamiento de lesiones y enfermedades.

Un sistema totalmente computarizado y personalizado a través de máquinas inteligentes que guían al paciente durante el ejercicio y recolectan el feedback necesario para variar automáticamente el protocolo y llevar así al paciente a una mejoría rápida, cómoda y sin posibilidad de movimientos fallidos.