Crioterapia vs. Baños de hielo para los deportistas

Comparte este Artículo

Todos los días surgen nuevas terapias que pueden ayudarte a recuperarte más rápido, mejor y más fuerte. La crioterapia de cuerpo entero es un método de recuperación basado en la temperatura que desafía los baños de hielo tradicionales. La crioterapia vs baños de hielo ¿Cuál es la mejor opción?

La crioterapia y los baños de hielo pueden parecer similares, pero las dos terapias tienen algunas diferencias clave. El enfrentamiento completo entre crioterapia y baño de hielo analiza los pros y los contras de cada uno, y solo uno saldrá victorioso.

Beneficios y diferencias entre la crioterapia y el baño de hielo

Los baños de hielo se utilizan únicamente para ayudar con el tiempo de recuperación después del ejercicio. La crioterapia afecta los períodos de recuperación, pero también tiene muchos otros beneficios.

¿Sabías que la crioterapia también mejora la depresión y la ansiedad, puede reducir el dolor e incluso puede ayudar con el tinnitus, el síndrome de piernas inquietas y el eccema? Bueno, a continuación algunos beneficios y las diferencias entre la crioterapia y los baños de hielo:

Flexibilidad 

La crioterapia es ideal para deportistas ocupados. Puedes hacer ejercicio en cualquier momento antes o después de tu sesión de crioterapia, para que no interrumpas tu rutina en absoluto. 

Desafortunadamente, los baños de hielo requieren algunos cambios de horario porque son más efectivos en el período de dos horas después de un entrenamiento. 

Sumergirse en un baño de hielo antes de un entrenamiento podría obstaculizar tu rendimiento. Si buscas flexibilidad en tu programa de entrenamiento y recuperación, la crioterapia es la solución.

Tiempo

Debido a lo ocupada que pueda estar tu agenda, las sesiones de crioterapia se pueden realizar en poco tiempo, de 3 a 5 minutos aproximadamente. 

Por otro lado, un estudio de 2015 encontró que para los baños de hielo, “la inmersión de entre 10 y 15 minutos tuvo los mejores resultados”. En el transcurso de semanas, meses o incluso años, ¡ese tiempo extra realmente se suma!

Temperatura

Cuando hablamos de la temperatura en la crioterapia vs baños de hielo, estas se diferencian en que las cámaras criogénicas de la crioterapia pueden bajar hasta -240 grados Fahrenheit. Este frío intenso es parte de lo que hace que la crioterapia sea tan eficaz. 

Mientras que los baños de hielo suelen rondar los 50 o 60 grados Fahrenheit, una diferencia de más de 200 grados.

Eficacia 

La crioterapia es tan eficaz como los baños de hielo, pero mucho más conveniente. Un estudio de 2017 que evaluó la inmersión en agua fría frente a la crioterapia de cuerpo parcial y encontró que “ambos tratamientos dieron como resultado perfiles de recuperación similares durante un período de seguimiento de 72 horas”. 

Para la aplicación del frio en el deporte los baños de hielo siguen siendo uno de los principales enfoques. Sin embargo, la crioterapia está empezando a tener un papel protagonista en este tipo de terapia de frío por sus múltiples ventajas. Ha demostrado ser más eficaz, más cómodo y tiene menos efectos indeseables.

En pocas palabras, la crioterapia es más rápida y fría. Es lo suficientemente flexible como para adaptarse a cualquier horario y también ofrece muchos más beneficios que los baños de hielo. ¿Estás listo para hacer el cambio? ¡Deja atrás tu baño de hielo y reserva tu primera sesión de crioterapia con Lasmed Health Center hoy!

¿Quieres recibir nuestras publicaciones en tu Email?

Únete a nuestra lista de suscriptores

Some Slogan here

Conoce nuestras Consultas y Terapias Especializadas

Nuestras terapias son efectivas en un gran número de enfermedades o padecimientos, acá enumeramos algunas

Sirve para corregir la situación inicial del conflicto que generó el malestar. Apunta a resolver la causa, favoreciendo a los nuevos hábitos posturales que favorezcan el bienestar del paciente.

Es uno de los tratamientos más empleados en Fisioterapia. Esta terapia consiste en aplicar corrientes eléctricas para el tratamiento de lesiones y enfermedades.

Un sistema totalmente computarizado y personalizado a través de máquinas inteligentes que guían al paciente durante el ejercicio y recolectan el feedback necesario para variar automáticamente el protocolo y llevar así al paciente a una mejoría rápida, cómoda y sin posibilidad de movimientos fallidos.